YUCATÁN

CONTINÚAN LAS PROTESTAS POR SUPUESTA VENTA FRAUDULENTA DE 5 MIL HECTÁREAS

Luis Hernández Palacios Mirón, nombrado nuevo titular de la Procuraduría Agraria (PA) en el país el 1 de diciembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador, revela que cuando asumió el cargo encontró a esa dependencia “en toda la República, no solo en Yucatán, como un elefante, un paquidermo, con artritis y arterioesclerosis y en donde la corrupción se había colado por muchas de sus venas y algunos de sus servidores públicos facilitaban actos ilegales

Ejidatarios de Yucatán denunciaron la participación de varios empleados de la delegación estatal de la Procuraduría Agraria en procesos indebidos, de lo que ya conoce el Órgano Interno de Control (OIC) de la dependencia.

“Lo que queremos”, puntualiza el entrevistado, “es decir que nosotros aspiramos a fomentar la participación de los núcleos agrarios en proyectos de desarrollo urbano y turístico y que éstos se den en condiciones de legalidad, de equidad, que no haya engaño, que no haya fraude, que todo sea equitativo”.

Incluso, añade, la PA busca proponer un modelo de asociación, de participación en el que haya equidad y certeza. “No queremos que se vea la parte agraria como un obstáculo para el desarrollo, pero si queremos que en esos proyectos haya equidad y justicia”.

En el caso del ejido de Ixil, que busca echar abajo una supuesta venta fraudulenta de más de cinco mil hectáreas, una persona identificada como Sergio Oceransky, de la Fundación Yansa, que propone aliar a ejidatarios con “empresas sociales” para construir parques eólicos, estaría muy ligada a los dirigentes ejidales de esa comunidad e influiría en muchas de sus acciones. Sin embargo la decisión de hacer cualquier cosa en un ejido corresponde a los núcleos

Comentarios de Facebook